Fundamentación

A partir de la reforma del pregrado iniciada en 2001, la Universidad de Chile ha desarrollado una serie de procesos tendientes a la actualización de los planes de formación de las carreras, a fin de asegurar los aprendizajes de todos los estudiantes, lo que ha tenido su expresión en la innovación de sus currículos.

En este sentido entendemos el currículo como “el producto de un proceso de selección y organización de “contenidos” relevantes por las características, las necesidades y aspiraciones de la sociedad, y que abarca las finalidades y los objetivos de la educación, los planes y programas de estudio, la organización de las actividades de enseñanza y de aprendizaje, así como las orientaciones respecto a la evaluación de lo que se ha aprendido” (Amadio, Opertti & Tedesco, 2015)

Así, desde la perspectiva del desarrollo y la innovación curricular, las Unidades Académicas inician un proceso reflexivo y permanente que se orienta a la obtención de diversos objetivos. Por un lado, se propone articular los propósitos y la relación de la formación disciplinar con la formación profesional a través de innovaciones en los procesos formativos tanto en las dimensiones del diseño, como en la enseñanza y los aprendizajes que promueve el currículo. Por otro lado, se orienta a flexibilizar gradualmente los programas de pregrado, promoviendo variantes de diseño a partir de las necesidades detectadas en la formación. Respecto a la educación continua, se pretende armonizar los ciclos de formación proponiendo itinerarios de continuidad que permitan la profundización disciplinar y/o profesional mediante acuerdos entre pre y postgrado. Por último, se orienta a fomentar la autoformación del estudiante a través mecanismos de gestión curricular como medición de la carga de trabajo y su distribución en las propuestas formativas.

Bajo la perspectiva del proceso de innovación curricular desarrollado en nuestra institución, este primer seminario se propone sistematizar los aprendizajes, a partir de la experiencia de las propias carreras, valorizando los procesos internos a fin de promover la apropiación de los sentidos de la innovación, en el contexto de una comunidad universitaria que reflexiona y aprende, y propiciar la reflexión sistemática y rigurosa respecto de la formación de sus estudiantes.

Referencias

Amadio, M., Opertti, R. y Tedesco, C. (2015). El currículo en los debates y en las reformas educativas al horizonte 2030: Para una agenda curricular del Siglo XXI. Consultado el 5 de octubre de 2016, UNESCO-IBE, página web de recursos online: http://www.ibe.unesco.org/sites/default/files/resources/wpci-15-curragenda_21stcentury_spa.pdf

 

 

 

patron01